Durante la pandemia de COVID-19, la tasa de desempleo en Islandia se ha disparado. A finales de marzo, 38.600 personas estaban registradas como desempleadas, según la Dirección del Trabajo, informa Morgunblaðið. La tasa de empleo de 24,400 de ellos se había reducido, mientras que 14,200 estaban recibiendo beneficios regulares de desempleo.

En un esfuerzo por alentar a los empleadores a limitar los despidos durante estos tiempos económicos difíciles, el gobierno islandés ofreció a las empresas la opción de reducir la tasa de empleo de las personas, mientras que el gobierno cubriría el resto de sus salarios, hasta cierto límite.

Un total de 5,200 empresas participaron en este programa en marzo, y la Dirección de Trabajo espera que ese número totalice 6,500 durante el período que se ofrecerá, afectando a 35,000 empleados. Los trabajos de la mayoría de los empleados se han reducido al 25 por ciento, mientras que algunos trabajan al 50 por ciento.

La tasa de desempleo en marzo fue del 9,2 por ciento y sigue en aumento. Los especialistas predicen que se disparará al 16.9 por ciento en abril, después de lo cual comenzará a disminuir, debido a ciertos proyectos del gobierno.

Para fines de abril, se espera que alrededor de 50,000 personas se registren como desempleadas en un país con una población de 364,000. Este es el equivalente de la población de la península de Reykjanes, el oeste de Islandia y los fiordos del oeste combinados.

El desempleo es el más notable en las empresas relacionadas con la operación de las aerolíneas y los servicios turísticos. Un total de 17,000 personas en estos sectores estaban desempleadas a fines de marzo, o el 43 por ciento de las 38,600 registradas como desempleadas.

La tasa de desempleo es la más alta en la península de Reykjanes, donde podría alcanzar el 23,7 por ciento a fines de abril. En el área de la capital, la tasa de desempleo era de 9.6 por ciento a fines de marzo, y en el sur de Islandia, era de 8.3 por ciento. Estas son áreas que dependen en gran medida del turismo.

En el distrito de Mýrdalshreppur, que es donde se encuentra Vík í Mýrdal, la situación es particularmente grave. Allí, la tasa de desempleo pasó de 4.3 a 21 por ciento en un mes.

Traducción de Iceland Monitor (Vala Hafstað)