La policía islandesa está utilizando una nueva camioneta diseñada a medida proporcionada por la Ministro de Justicia, Áslaug Arna Sigurbjörgsdóttir, a mediados de mayo para aumentar la vigilancia fronteriza y las deportaciones, informa RÚV.

El superintendente de detectives del área capital, Jóhann Karl Risórisson, dice que la nueva camioneta simplifica el proceso de inspecciones, lo que hace que sea más fácil encontrar e identificar a las personas que han superado sus visas en Islandia y / o están trabajando sin permiso legal. Jóhann Karl asegura que la camioneta funciona como un puesto de control fronterizo móvil y, por ejemplo, será particularmente útil para monitorear a los pasajeros que desembarcan de los cruceros.

“Los agarraremos y los tiraremos”

Sin embargo, la camioneta de punto de control móvil no solo se usa para monitorear los puntos de entrada al país. Por el contrario, las autoridades también conducen el vehículo a los lugares de trabajo en busca de personas que trabajan sin permisos legales. A menudo, estos controles de permisos de trabajo se realizan en colaboración con la Oficina de Aduanas e Ingresos de Islandia y / o la Dirección de Trabajo, pero a veces, la camioneta se envía después de que la policía recibe un dato.

De hecho, a fines de mayo, la camioneta se usó en una operación en un sitio de construcción en el municipio de Garðabær, área capital, durante el cual cuatro ciudadanos extranjeros fueron arrestados y dos solicitantes de asilo fueron interrogados.

Jóhann Karl admitió libremente que la policía también usa la camioneta para detener “autos con albaneses o rumanos. Luego verificamos si son quienes dicen que son “. Desde que la camioneta entró en funcionamiento a mediados de mayo, la policía la ha utilizado para controlar a casi cien personas. Alrededor de 60 de estos controles han tenido lugar en sitios de trabajo.

Se han identificado ocho personas indocumentadas en el curso de estos controles, pero debido a la pandemia de COVID-19, todavía no se les ha obligado a abandonar Islandia. Sin embargo, cuando se levanten las restricciones de viaje, “entonces las agarraremos y las tiraremos”, dijo.

El Ministerio de Justicia decidió en mayo de 2018 comprar la camioneta de vigilancia, que cuesta aproximadamente ISK 27 millones [€ 178,160; $ 200,526]. Una subvención del Fondo de Seguridad de la UE pagó el 75% del costo total del vehículo.

Traducción de Iceland Review